"Se me chispoteó"

 
No sé si también a ustedes les ha pasado. Ese remordimiento que de pronto nos invade porque, taráaaaan, sin más, en una conversación se te "escapa" decir algo sobre tu amig@. Evidentemente no es algo que va planeado en "voy a quemar a Fulanita cuando hablen de las que no se lavan la boca y decir que ella es una de esas", pero es que de pronto... ¡Zas! parece que hay algo que invade y te hace decirlo. 
Claro, con sutileza llegas a aventar un "sé de alguien", y si preguntan el nombre de ese alguien tampoco es que vayamos a terminar diciéndolo. Pero, entonces, resulta que te cae el veinte de que por muy "oculto" que haya sido ya se te escapó quemar a tu "amiwi", pero peor aún cuando es sobre algo que te cuentan y se supone debes guardar silencio.
Que te confesó que su novio le pegó y estás en una reunión donde hablan mal de los golpeadores y se te ocurre opinar al respecto a través de lo que tu amiga te contó, por ejemplo.
Luego resulta que igual te encuentran escribiendo un post refiriéndote a "equis" o "ye" donde se encuentra contenido que se te dio a conocer en secreto y ya no aguantaste las ganas de venir a hablar en tercera persona. Entonces el remordimiento entra cuando empiezas a reflexionar si así como haz caído en las garras de ventilar información confidencial, a quien le haz contado no lo anda haciendo por ahí a tus espaldas. O en un blog, o en facebook y te bloquea el acceso a esa publicación. Es así como empiezas a creer que los del post que andan a la defensiva tienen un poco de razón en llegar a sentirse "quemados" por ti xD

Y tal vez aunque juremos y perjuremos no volver a hacerlo porque no vaya a ser que el karma caiga sobre ti y se enteren de que cuentas sus secretos más íntimos, a veces por la necesidad de saber que haría otra persona respecto a ese tema terminamos dando detalles de lo que pasa en la vida de nuestros amigos.   
Siendo así que hablar de lo que pasa con un@ amig@ muchas ocasiones viene justificado con el afán de conseguirle un consejo a través de ventilar la información, que nosotros no tuvimos las palabras exactas para calmar sus nervios pero sabes que si le cuentas a alguien más seguramente "te inspirará" en poder ayudar. Y aunque les cambiemos el nombre y hablemos con alguien que no le conoce siempre nos queda esa sensación de que hicimos mal al hablar de esa persona. O tal vez no mal, pero hablar al final de cuentas. Porque tarde o temprano, quizá sin darnos cuenta, a quien acudimos va descifrando de quién estamos hablando y estamos seguras que a nosotr@s no nos gustaría que una tercera persona se entere del santo y seña de nuestros problemas.

9 comentarios:

мαyяoрolis dijo...

Uuuuy a quién no le ha pasado!
Afortunadamente a mí ya se me quitó eso de ser comunicativa "de más" porque casi pierdo a una de mis amistades más queridas jaja. Así que aguas, porque el Karma siempre anda a las vivas.
Saludos nenas, gracias por pasar a mi espacio.
Nos estamos leyendo :D

VaLe... dijo...

Huy eso si me ha pasado, creo que a veces lo hago pero en circulos totalmente diferentes, con personas que "nunca" se podran cruzar, son solo pequeños comentarios, porque como lo dices tu, no me gustaria que me pasara lo mismo y anden ventilando mis secretos a medio mundo.

Lo que importa es que... ammm "Fue sin querer queriendo"

jajaj Saludos chicas!!

Diana. dijo...

A todos nos ha pasado.
Y se aprende la lección.

Saludos y un abrazo, Socias.

Alexander Strauffon dijo...

A quienes se pasaban asi de "comunicativos" con detalles que les confiaba, eventualmente les dejaba de hablar y les sacaba de mi vida.

En la actualidad, las situaciones e informacion mas sensible, no se las comparto a nadie. Elijo que cosa contarle a cada quien, y nunca lo mas serio o comprometedor. Tristemente, estamos en un mundo en el que te falla quien menos te lo esperas.

reptilio dijo...

a mi me caga el chavo y toda esa mamamada creada por el chespirito


y pues entre buenos amigos nos podemos decir de todo :P

LAGARTO dijo...

cuanto daño hacemos sin querer, ojala pudiéramos evitarlo

OZNA-OZNA dijo...

A mi particularmente queridas niñas no va con mi forma de ser ni de pensar hablar de terceras personas ni de sus problemas . Pues en verdad quienes somos y que derecho tenemos para contar lo que acontece en sus vidas. Si ellos son los protagonistas de su historia y su vida. Muchos besinos de esta amiga que vos quiere un montón y os desea feliz fin de semana.

frecuenciax.com dijo...

SI, CONFIESO QUE SOY CULPABLE!

(pero no con dolo) :P

Estamos en Frecuencia!

(aunque no tan frecuente) :S

Saludos! :)

Martuchis dijo...

Yo creo que por eso es mejor ni siquiera abrir la boca, y si lo escribes, pues evidentemente que no sea en un post ¡Y mucho menos en Facebook!

Saludos chicas.