El dolor de un adiós

Es cierto que tarde o temprano las cosas llegan a su fin, pero seamos sinceros y es que a veces tratamos de prolongar el dejar algo y cuando se trata de decirle adiós a alguien hacemos hasta lo imposible por evitarlo. En muchos casos no está bien visto porque escuchamos que "es mejor dejar ir las cosas", o "hay que hacer espacio para lo nuevo que vendrá", pero también hay otras cosas que por su importancia es casi imposible dejar en el pasado. 
Hablando de cosas materiales, sabemos de personas que aún conservan el primer par de zapatos, su primera bolsa, que se compraron con el primer sueldo porque representa algo para ellos. Quizá tarde o temprano nosotras haremos lo mismo con nuestro primer post y quede guardado en el baúl de nuestros recuerdos, habrá quienes se quedarán con el que tenga más comentarios. 
Sin duda que al darle un significado a las cosas estas tienen más presencia en nuestras vidas y cuando es inevitable cambiar de aires es cuando entramos en dilema de no quererlas dejar y así tengamos que cargar con varias cajas las acomodamos de forma en que todas nos acompañen. Pero será más imposible decirle adiós (aunque sea para estar a la distancia) a personas que amas, o ¿para ustedes fue fácil cuando se mudaron a su propia casa dejar a sus papás?, o a ustedes papás, ¿se les hizo fácil ver volar a sus crias?. 
Claro que como decimos hay distancias solamente y el adiós no es para siempre, pero ¿cuando si lo es?, cuando tenemos que dejar ir a alguien amado hacia el cielo con el entendido de que fisicamente ya no estará con nosotros consideramos que es algo que no se compara con nada. Porque quizá recordarán de chamacos haber llorado en secundaria cuando en la graduación los compañeros decian que querían ser biológos marinos y partirían a una ciudad cerca del mar, sin embargo, sabiamos que había forma de contactarlos, ahora que así mandes un globo con un mensaje al cielo y no tendrás respuesta te hace comprender que ningún dolor puede ser más grande que el que sientes al decirle adiós a alguien. 
Y es que después de haberle dicho adiós a algunos seres queridos podemos asegurar que nada ha dolido más como tener que dejarlos ir y comprender que en efecto vamos haciendo una historia la cual tendrá varios puntos finales de los protagonistas que no podrán acompañarte en su prolongación.

18 comentarios:

Gaviota dijo...

Eso es muy pero muuy cierto, sin embargo cuando dejas ir a alguien amado, se va físicamente pero su esencia queda grabada en ti para siempre y eso es lo importante ya que seguirá muy dentro de ti compartiendo el aprendizaje mutuo.
Besitos!

SusuBlog dijo...

para eso soy bastante egoísta :S

Su.

Boleyn dijo...

Les decía a Fany y Andrea que para mí es asquerosamente difícil decirle adiós a cualquier cosa o persona, estoy igual que SusuBlog, soy bastante egoísta.

Besos socias!

Keniposa dijo...

uff, el problema de mi vida.

pero asi tiene que sr, unos deben ir para que otros lleguen.

Daria dijo...

yo pase por mudanza a 13 horas (en bus) de donde vivia, y ahora esta semana me di un salto de regreso y pude ver a muchisima gente, amigos, etc y salidas a full fue buenazo :D

en cuanto a cuestiones sentimentales esta por verse, ya les avisare en mi blog :)

saludos :D

Sol dijo...

Mmm creo que a las mujeres se nos dificulta mas dejar ir las cosas que a los hombres, tratandose de cosas materiales no tengo tanto problema, pero en cuanto a personas si que estoy perdida :S me cuesta mucho trabajo... ya me puse triste (iré a llorar a un rincón XD)

Saludos n_n

Tani dijo...

Chicas, por fin me paso a leerlas y a saludar, y me encuentro todo muy cambiado (y para bien).

Gran tema el que traen a la mesa hoy, el del adiós. Hay algunos que son más fáciles de llevar o de realizar, pero son duda cuando hablamos de gente a la que amamos o queremos entrañablemente todo toma una dimensión especial y complica las cosas. Yo, sinceramente, soy malísima para dar y recibir estos adioses...

Un beso a las dos.

Jo dijo...

los adioses enoblecen... eso dicen
a veces es irremediable si un ser querido parte hacia otro sitio donde no podemos acudir...
pero si es acaso la circunstancia de que tengas que dejar ir... quiza sea necesario hacerlo en oportunidad y serenamente

... aunque cuesta

cuesta siempre

frecuenciax.com dijo...

Pus, cada cosa tiene su tiempo (generalmente) y muchas veces hay cosas inevitables, como los adios y las despedidas; postergarlas solo lastiman y retrasan lo que viene. :P

Estamos en frecuencia.

P.D. x cierto mi tiempo en blogger is of Güelcom To the Show en : http://frecuenciax.com :)

frecuenciax.com dijo...

/blog :S

la MaLquEridA dijo...

Yo estoy posponiendo un adiós porque me resisto a abandonar algo que quiero mucho pero sé que el tiempo de dejarlo ir se acerca y no me siento preparada para eso.


Cuídense niñas.

MoKa Mola dijo...

Todo duele y todo es triste, sin embargo le hayas el modo, Pero cuando alguien huye del planeta... Ya es otra cosa, solo nos queda el consuelo de que estará mejor y que, tal vez, se le de alcancé en algún momento...

Saludos.

Cuetzpallin dijo...

Decir adiós y saber que no podrás ver a esa persona jamás, más que, quizá, en sueños, es una de las peores despedidas que existen; pero una vez que ocurre, es más fácil decirle adiós a las cosas materiales.

Lulux dijo...

Mi vision de la muerte la he ido cambiando con el tiempo y a estas alturas la llego a ver de una manera muy poco ortodoxa para la mayoría , quizás hasta chocante.

Decir adios es dificil cuando la persona que parte cuenta en nuestras vidas pero con el tiempo, a veces con mucho tiempo, el dolor se va calmando.


Besos

Cassiopeia dijo...

DIFÍCIL!

Pero hay que dejar ir...

Besos!

Carlobito dijo...

Cuando uno supera una perdida de un ser querido ya no teme a nada, porque te queda la seguridad de que ningún dolor físico o psicológico podrá compararse.

Saludos

Patricia 333 dijo...

Y es que después de haberle dicho adiós a algunos seres queridos podemos asegurar que nada ha dolido más como tener que dejarlos ir


Es un dolor que aun lo tengo,duele mucho ...

Besos y abrazos mis niñas

Jaquelin Reyes dijo...

Creo que es lo mas doloroso que podemos experimentar.Decirle adios a alguien para siempre :(